ASUG COLOMBIA

ASUG COLOMBIA

EL NUEVO ROL ESTRATÉGICO DEL CIO

Es evidente que cuando en febrero de 2020 se dio a conocer el inicio de una pandemia en el mundo, el rol de director de tecnología (CIO – Chief Information Officer) en las compañías cambió. Sin importar que tipo de organización era o a qué se dedicaba, sin importar cuál era su negocio o a qué tipo de industria pertenecía, el director de tecnología debió reaccionar rápidamente. Algunos lo hicieron de una forma orgánica y otros tuvieron mayor dificultad en adaptarse. 

Cuando el mundo cambió, también lo hicieron los consumidores y las empresas que interactúan con ellos. Las empresas, por ejemplo, debieron reaccionar para poder llegar, a través de múltiples canales, con sus productos y servicios a esos clientes que ahora se encontraban en sus casas. Y tuvieron que hacerlo rápida y eficientemente, porque de no hacerlo, otras compañías si lo harían. Y se perderían ingresos. 

Y el área de tecnología pasó de ser sólo un área técnica, proveedora de sistemas, a un área estratégica, proactiva y conocedora del negocio. Un área que, además, debió entender a su cliente interno y externo como no lo hacía antes e interactuar con ellos. Y es allí, en donde el director de tecnología pasó a tener una posición relevante. Él es ahora el protagonista de la transformación digital de las compañías. Es el impulsor de la adopción de innovación y agente de cambios culturales dentro de su organización.

De acuerdo con un estudio realizado por CIO.com, llamada “2020 State of the CIO”, un 89% de los directores de tecnología de las compañías encuestadas, estaban dedicando más tiempo a las responsabilidades de transformación y un 67% al trabajo de estrategia empresarial. Además, un 34% manifestó trabajar en los esfuerzos de cambio en el liderazgo de sus organizaciones. Estas cifras son realmente reveladoras, porque nos dejan ver nuevos aspectos en el rol de CIO que antes no eran evidentes.

Generalmente, en las organizaciones se veía al CIO sólo como un generador del gasto. Un profesional que con su equipo mantenía los sistemas y las aplicaciones de negocio operando. Pero ese mismo CIO tuvo que ayudar a su compañía a adoptar diferentes soluciones que le permitiera contar con prácticas comerciales ágiles e involucrarse en temas logísticos y de comunicación. En efecto, no sólo debió trabajar en la adopción rápida de tecnología, sino que debió involucrarse en el desarrollo de iniciativas de capacitación y comunicación para permitir que los colaboradores de la empresa también participaran de esa transformación. 

Este nuevo CIO es ahora llamado a participar de reuniones estratégicas con la alta dirección, porque de él se espera que cuente con conocimiento del mercado y de los objetivos del negocio. Que conozca a los consumidores y a sus clientes internos. Que sepa cómo hablarles para que la transformación digital de la compañía genere los frutos esperados y que pueda responder con agilidad y adaptabilidad a los diferentes retos que presenta la nueva realidad. Una realidad que llegó para quedarse. 

 

 

#ConectadosParaCrecer #ComunidadASUGColombia

Fuente: ASUG COLOMBIA

Añadir nuevo comentario